Composición corporal en deportistas: herramientas para su control efectivo

Autor: Johana Montoya.

Área: Nutrición Deportiva.

Fecha de publicación: 23-08-2023.

¿Por qué realizar un análisis de composición corporal?

Estudiar la composición corporal es uno de los temas de interés actual. Más allá de sus fines estéticos, tiene un papel muy importante para llevar el rendimiento físico al máximo cuando se realiza ejercicio. Al mismo tiempo, sirve como una herramienta para evaluar la salud del deportista, pues brinda información sobre el riesgo o no de desarrollar enfermedades.

El análisis de la composición corporal consiste en evaluar detalladamente el cuerpo humano en cuanto a su tamaño, distribución, forma, composición, función y estado de maduración biológica. Este permite entender los procesos implicados en el crecimiento, la nutrición y el desempeño deportivo cuando se trata de ganancia de masa muscular y ajuste de pérdida de grasa.

Esta herramienta también ayuda a valorar si el plan de alimentación (o dieta) que se está siguiendo es efectivo y está permitiendo que la pérdida de peso sea proporcional y saludable. Además, ofrece datos esenciales sobre el porcentaje de masa muscular y de tejido graso, la regulación de los líquidos corporales, la distribución total de todos estos elementos en las extremidades y otros detalles que se mencionan más adelante.

¿Cómo se mide la composición corporal?

Medir la composición corporal va más allá de la simple relación entre peso y estatura, pues a pesar de estar en un valor adecuado, no actúa como un indicador directo de salud. Por ejemplo, es posible encontrar personas aparentemente delgadas, pero con un alto porcentaje de grasa corporal, perímetros de cintura que superan los límites saludables para su género (hombre o mujer), acumulación de grasa visceral o bajo porcentaje de masa muscular.

En el ámbito médico y nutricional, cuando se trata de medir la composición corporal, la Bioimpedancia (o BIA) y la antropometría son las herramientas más comunes. Estas metodologías brindan datos objetivos, con bases científicas, sobre la estructura y las necesidades de quien se está evaluando. Principalmente, determinan dos elementos importantes del cuerpo: la masa grasa y la masa libre de grasa (o masa magra). En este último se incluyen huesos, piel, órganos y músculos; además, el porcentaje de agua que tiene cada tejido.

Cuando se trata de cambios relacionados con la masa libre de grasa, es común pensar que se trata solo de los músculos. Esta idea errónea surge porque cuando se evalúa los cambios más notorios suelen darse precisamente en la masa muscular. Sin embargo, el cuerpo humano no se limita a músculos y grasa.

La BIA es una herramienta altamente especializada para la medición de la composición corporal; sin embargo, su efectividad depende de que se siga al pie de la letra un protocolo específico. Por ejemplo, si la persona está deshidratada, existe la posibilidad de que marque más porcentaje de grasa del real. Esto debido a que el dispositivo realiza sus mediciones con base en la conductividad de los tejidos, tomando como base los tejidos con mayor contenido de agua, como los músculos.

El ciclo menstrual en las mujeres también influye en los resultados. Específicamente, en la fase previa a la menstruación, conocida como fase lútea, es común experimentar una mayor retención de líquidos, lo que a su vez puede influir en el peso corporal y llevar a una posible sobreestimación de la masa muscular.

Dado que esta herramienta es muy sensible y precisa, es fundamental que la persona encargada de recopilar los datos sea un profesional capacitado. Así se asegura que los resultados sean analizados con profundo conocimiento y tengan la interpretación adecuada para su correcto uso. Además, es esencial contar con el dispositivo más apto. ¡Preparación y dispositivo son la clave!

Aunque existen muchos dispositivos en el mercado que prometen evaluar la composición corporal a través de bioimpedancia, como las básculas y los electrodos mano – mano, su efectividad es limitada. Esto debido a que tienen un reducido número de puntos de contacto,

lo que hace que se queden cortos para evaluar de manera completa el cuerpo de una persona. Sumado a la falta de una orientación adecuada para los usuarios sobre su empleo en casa y para interpretar correctamente los datos obtenidos.

¿Qué factores pueden afectar la medición de la composición corporal?

Para evaluar la composición corporal se ponen en marcha protocolos destinados a reducir al máximo errores en los resultados. En el caso de las técnicas de BIA y antropometría es esencial garantizar un tiempo de reposo previo sin realizar ejercicio intenso. Además, en el caso de la BIA una adecuada hidratación el día previo y la restricción de ingesta de alimentos o líquidos durante 3 horas aproximadamente antes de la medición. En las mujeres es importante considerar la fluctuación hormonal del ciclo menstrual. Además, el consumo de diuréticos, tabaco, té o café pueden afectar el peso corporal  y la conductividad de los dispositivos

¿Cómo mejorar la Composición Corporal?

La composición corporal representa el punto de partida de lo que necesitamos en términos de energía y nutrición. Con esta información es posible elaborar un plan nutricional equilibrado y ajustado a las metas personales, acompañado de un plan de entrenamiento diseñado a medida, dosificado y dirigido.

En aquellos que buscan perder tejido graso o reducir su peso se busca una restricción calórica adecuada y monitorizada, acorde a su estilo de vida y necesidades totales. Esto va a depender de si parten de un peso saludable, sobrepeso u obesidad.

En quienes buscan aumentar su masa muscular se necesita un excedente calórico, es decir, proporcionar más calorías de las que se necesitan. Esto debe ir siempre de la mano del entrenamiento, ya que se apunta a la ganancia de masa muscular a expensas de disminuir el tejido graso, el cual está presente aún de forma leve.

Lleva tu rendimiento físico al máximo cuando realizas ejercicio con el análisis de composición corporal. En Biuman combinamos la tecnología de punta con el conocimiento especializado al servicio del cuerpo humano.  Nuestra nutricionista deportiva está altamente capacitada para utilizar los resultados del análisis de composición corporal para diseñar un plan personalizado de nutrición y entrenamiento.

Reserva tu cita a través del WhatsApp +57 3117497048. ¡Estamos listos para ayudarte a alcanzar tus metas!

Fuentes:

García Almeida, J. M., Garcíaa García, C., Bellido Castañeda, V., & Bellido Guerrero, D. (2018). Nuevo enfoque de la nutrición. Valoración del estado nutricional del paciente: Función y composición corporal. Nutrición Hospitalaria, 35(3), 1-14.

Silva, A. M., Campa, F., Stagi, S., Gobbo, L. A., Buffa, R., Toselli, S., Silva, D. A. S., Gonçalves, E. M., Langer, R. D., Guerra-Júnior, G., Machado, D. R. L., Kondo, E., Sagayama, H., Omi, N., Yamada, Y., Yoshida, T., Fukuda, W., Gonzalez, M. C., Orlandi, S. P., … Marini, E. (2023). The bioelectrical impedance analysis (BIA) international database: Aims, scope, and call for data. European Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1038/s41430-023-01310-x

Lecturas recomendadas:

Aragon, A. A., Schoenfeld, B. J., Wildman, R., Kleiner, S., VanDusseldorp, T., Taylor, L., Earnest, C. P., Arciero, P. J., Wilborn, C., Kalman, D. S., Stout, J. R., Willoughby, D. S., Campbell, B., Arent, S. M., Bannock, L., Smith-Ryan, A. E., & Antonio, J. (2017). International society of sports nutrition position stand: Diets and body composition. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 14(1), 16. https://doi.org/10.1186/s12970-017-0174-y

Jagim, A. R., Fields, J. B., Magee, M., Kerksick, C., Luedke, J., Erickson, J., & Jones, M. T. (2021). The Influence of Sport Nutrition Knowledge on Body Composition and Perceptions of Dietary Requirements in Collegiate Athletes. Nutrients, 13(7), 2239. https://doi.org/10.3390/nu13072239

Scroll to Top