El poder de la vitamina D en el deportista

Autor: Johana Montoya.
Área: Nutrición deportiva.
Fecha de publicación: 1-11-2023.

¿Qué función cumple la vitamina D en el deportista?

La vitamina D, una sustancia cada vez más reconocida en el ámbito deportivo, cumple un papel esencial en el organismo, desempeñando múltiples funciones como una hormona reguladora. Su influencia principal es a nivel metabólico y se extiende a otros procesos fisiológicos como la respuesta inmune, la función cognitiva, la síntesis de proteínas, la salud cardiovascular y la regulación de la inflamación en respuesta al entrenamiento. Estos factores son cruciales para las adaptaciones necesarias en el rendimiento deportivo, el crecimiento celular y la regulación de la contracción muscular. 

La falta de vitamina D en atletas, especialmente cuando se combinan con cargas de entrenamiento inadecuadas, puede llevar rápidamente a la fatiga, limitar los avances en las adaptaciones musculares y cardiovasculares, debilitar el sistema inmunológico, lo que se traduce en enfermedades frecuentes, y contribuir al desarrollo de osteopenia, una condición caracterizada por la pérdida de densidad mineral ósea. 

¿Cómo obtenemos la vitamina D?

La obtención de vitamina D es un proceso interesante y vital para la salud. Sin embargo, es importante entender que cumplir con los requerimientos de vitamina D a través de la dieta puede ser un desafío debido a su escasa presencia en los alimentos. Algunas fuentes alimenticias de vitamina D incluyen pescados grasos, carne roja, setas y huevos, aunque su contenido es bajo. 

Además, la vitamina D se puede obtener a través de la suplementación y la fortificación de productos de consumo común, una estrategia en la que varios países han trabajado como parte de sus políticas públicas para prevenir enfermedades asociadas a la deficiencia de esta vitamina. Ejemplos de alimentos fortificados incluyen la leche, sus derivados, bebidas vegetales y cereales. Tanto el aporte de vitamina D a través de la alimentación o suplementos se conoce como aporte exógeno. 

Sin embargo, la principal fuente de vitamina D proviene de la exposición al sol. Hasta un 75% de nuestra vitamina D se sintetiza gracias a la exposición solar. Las formas de vitamina D presentes en los alimentos y suplementos, el colecalciferol (vitamina D3) y el ergocalciferol (vitamina D2), son moléculas precursoras biológicamente inertes que requieren dos transformaciones en el cuerpo para convertirse en vitamina D activa.

La primera conversión ocurre en el hígado, donde se convierte en 25-hidroxivitamina D3 (calcidiol). La segunda etapa se lleva a cabo en el riñón y otros tejidos, dando lugar a la formación de 1,25-dihidroxivitamina D3 (calcitriol), que es la forma biológicamente activa de la vitamina D. Este metabolito activo de la vitamina D viaja a través del torrente sanguíneo y llega a varios órganos, no solo al sistema óseo. A este proceso interno de síntesis de la vitamina D se le llama síntesis endógena, ya que se produce dentro del organismo a partir de otros componentes y procesos

¿Necesitas suplementar Vitamina D?

La vitamina D desempeña un papel fundamental en nuestra salud, y saber si la necesitas suplementar es esencial para mantener un equilibrio óptimo. A menudo, los síntomas tempranos de deficiencia de vitamina D, como la fatiga, la depresión, el dolor articular y muscular, y la debilidad, pueden confundirse con otras causas, como el exceso de trabajo y la falta de descanso.

La clave para determinar si necesitas suplementar vitamina D es la monitorización a través de exámenes de laboratorio. Estos análisis proporcionan información precisa sobre tus niveles séricos de vitamina D, y se considera que los niveles seguros se encuentran entre 60 y 70 ng/mL. Sin conocer estos datos, el consumo de suplementos de vitamina D o calcio está desaconsejado, ya que podría dar lugar a problemas graves de salud, como la hipervitaminosis.

Si tus análisis indican que tus niveles de vitamina D son bajos o elevados, se recomienda consultar a tú médico y tú nutricionista. Un enfoque multidisciplinario te permitirá abordar de manera efectiva tanto la deficiencia como el exceso de vitamina D y garantizar tú salud y bienestar.

¿Qué consecuencias tiene el déficit de vitamina D en el deportista?

Aunque la deficiencia de vitamina D no es un problema común entre los deportistas, sus efectos pueden tener un impacto significativo en la salud y el rendimiento. En la actualidad, la deficiencia de vitamina D está en aumento en todo el mundo, ya que gran parte de esta vitamina, como ya mencionamos, se sintetiza a través de la exposición al sol.

Podría pensarse que en países ubicados en la línea del trópico, como Colombia, donde no hay estaciones, el déficit de vitamina D no sería un problema. Sin embargo, la detección de la deficiencia en estas regiones se ha vuelto una constante. 

Para los deportistas, realizar entrenamientos en interiores (indoors) y el uso de protectores solares de alto espectro, así como ropa con filtros UV, pueden aumentar la predisposición a la deficiencia. Esto no significa que debas exponerte sin precaución al sol, ya que la exposición al sol, responsable de hasta un 75% de la síntesis de vitamina D, debe ser equilibrada.

Los deportistas que experimentan una falta de vitamina D a menudo enfrentan problemas relacionados con la pérdida de densidad ósea, lo que puede llevar a fracturas por estrés, osteopenia y, con el tiempo, osteoporosis. Además, la deficiencia de vitamina D puede desencadenar disfunciones hormonales y metabólicas en general, lo que subraya la importancia de abordar adecuadamente este tema en la comunidad deportiva.


 

La vitamina D desempeña un papel crucial en la salud y el rendimiento de los deportistas, y su deficiencia puede tener graves consecuencias. En Biuman, nos preocupamos por monitorear tus niveles de vitamina D y evaluar la necesidad de suplementación o ajustes en tu dieta. Nuestro equipo de expertos, compuesto por médico y nutricionista deportivos, te guiará de manera personalizada para optimizar tu salud y rendimiento atlético. Descubre cómo podemos ayudarte a mantener un equilibrio óptimo y alcanzar tus metas deportivas de manera segura en www.biuman.team.

Fuentes:

Câmara, J. L., Boas, R. R. V., do Nascimento Neto, L. F. C., & dos Santos, S. D. G. (2021). Vitamina D: uma revisão narrativa. Brazilian Journal of Health Review, 4(2), 5904-5920.

de la Puente Yagüe, M., Collado Yurrita, L., Ciudad Cabañas, M. J., & Cuadrado Cenzual, M. A. (2020). Role of vitamin D in athletes and their performance: current concepts and new trends. Nutrients, 12(2), 579.

De Paz, H. D., Blanch-Rubió, J., Casado, E., Quesada, J. M., Naves, M., Peris, P., … & Sosa, M. (2021). Recomendaciones de la SEIOMM en la prevención y tratamiento del déficit de vitamina D. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, 13(2), 84-97.

Knechtle, B., & Nikolaidis, P. T. (2020). Vitamin D and sport performance. Nutrients, 12(3), 841.

Vásquez-Awad, D., Cano-Gutiérrez, C. A., Gómez-Ortiz, A., González, M. Á., Guzmán-Moreno, R., Martínez-Reyes, J. I., … & Acosta-Reyes, J. L. (2017). Vitamina D. Consenso colombiano de expertos. Medicina, 39(2), 140-157.

Weiss, K., Devrim-Lanpir, A., Jastrzębski, Z., Nikolaidis, P. T., Hill, L., & Knechtle, B. (2022). Performance improvement in sport through vitamin D-a narrative review. European Review for Medical and Pharmacological Sciences, 26(21), 7756-7770.

Scroll to Top