(alt="suplementos polvo")

Suplementos seguros para tus objetivos deportivos

Autor: Johana Montoya.
Área: Nutrición deportiva.
Fecha de publicación: 30-01-2024

¿Qué es un suplemento dietario?

Los suplementos son un grupo de productos usados para la prevención de deficiencias nutricionales y el tratamiento de algunas condiciones causadas por estas. También para mantener una vida más saludable. En el mercado podemos encontrarlos como polvo, líquidos o tabletas; todas ellas fáciles de adquirir y de práctico consumo. Sin embargo, su uso indebido puede acarrear consecuencias para la salud a corto y largo plazo.

Seguridad de los suplementos

Los suplementos deportivos se encuentran bajo diversos marcos normativos; dependiendo de la zona o el país pueden ser vendidos como alimentos o como medicamentos. Para garantizar su uso seguro, instituciones destacadas en nutrición deportiva y medicina del deporte recomiendan suplementos respaldados por evidencia científica. Según el Instituto Australiano del Deporte (AIS), los suplementos se dividen en cuatro niveles: A, B, C y D.

Los suplementos del grupo A tienen la máxima evidencia de ser seguros y de alcanzar los objetivos deportivos bajo la guía de un profesional. Los del grupo D son los que no tienen efectos en la nutrición, son dañinos para la salud o se venden como sustancias ilegales.

Hablemos de los suplementos del grupo A

Se dividen en tres grupos:

1. Alimentos deportivos:

Son productos destinados a proporcionar nutrientes cuando no es posible hacerlo mediante los alimentos; entre ellos se incluyen:

  • Bebidas deportivas: proporcionan una mezcla balanceada de hidratos de carbono, líquidos y, en algunos casos, electrolitos para hidratarse durante y después del ejercicio.
  • Barras: compactas, portátiles y de fácil consumo. Ofrecen hidratos de carbono y proteínas para obtener energía durante la actividad física o cubrir demandas calóricas del día.
  • Geles deportivos: concentrados de hidratos de carbono de fácil consumo y digestión, útiles para recuperar energía antes y durante las competencias.
  • Electrolitos: en polvo o tabletas, cruciales para el rendimiento físico y la función muscular al reponer sodio, cloro y potasio perdidos por el sudor.
  • Proteína en polvo: de fuente animal o vegetal. Ayudan a recuperar y fortalecer el músculo, variando en evidencia científica y con un consumo que varía según las metas y preferencias personales.

2. Suplementos médicos:

Se emplean para prevenir o tratar deficiencias nutricionales encontradas mediante exámenes de laboratorio. Aunque comúnmente se adquieren sin prescripción médica, es crucial ajustar su dosis bajo guía médica o nutricional. Entre estos se encuentran:

  • Hierro: esencial para el transporte de oxígeno, la función cognitiva y el sistema inmune. Dado que el cuerpo no genera hierro para satisfacer las demandas, una dieta balanceada es fundamental para asegurar su adecuado suministro. Se recomienda suplementar en atletas mujeres que pueden tener pérdidas durante el periodo menstrual.
  • Calcio: se considera primero la opción de consumir alimentos ricos en calcio. Se suplementa bajo guía nutricional.
  • Vitamina D: aporta a la salud de los huesos y los músculos. Se suplementa tras un examen nutricional y teniendo en cuenta si se toma o no el sol. Conoce más sobre esta vitamina.
  • Probióticos: contribuyen al equilibrio de la microbiota intestinal que, según estudios, incide de forma positiva en la salud intestinal, mental, muscular, respiratoria y más. Se recomienda su uso después de una consulta nutricional para maximizar sus beneficios.
  • Zinc: importante para el crecimiento, sistema inmune y metabolismo de hidratos de carbono y grasa. El zinc tampoco es producido por el cuerpo, siendo los alimentos ricos en proteínas la opción idónea para satisfacer este requisito nutricional.

3. Suplementos deportivos:

Se tratan de productos o componentes diseñados para potenciar y mejorar el rendimiento deportivo:

  • Cafeína: actúa como estimulante en el sistema nervioso central, reduciendo la percepción de la fatiga en la mayoría de las personas. Su acción es rápida y se puede extender hasta seis horas. Se recomienda una dosis de 200 mg para optimizar el rendimiento durante la actividad física.
  • Betaalanina: mejora la acidez dentro del músculo, tiene funciones antioxidantes y regula el calcio celular, sin riesgos para el corazón, vasos o sistema nervioso. Las dosis varían según la tolerancia y bajo guía profesional.
  • Nitratos o extracto de remolacha: actúan como vasodilatador, lo que genera mayor entrega de oxígeno a las células. También tienen propiedades antioxidantes y grandes beneficios para ejercicios de resistencia y fuerza. La dosis es definida por un profesional de la salud.
  • Creatina: ampliamente estudiada y consumida. Beneficia a personas que practican deportes al mejorar las respuestas corporales en ejercicios de fuerza y resistencia.
(alt="suplementos")

**

Este blog es el inicio de nuestro camino hacia conocer sobre suplementos seguros. En futuras entregas hablaremos de otras categorías.

Nuestro equipo de expertos Biuman en medicina y nutrición deportiva te ayudarán a mejorar tu salud y alcanzar tus objetivos deportivos de manera segura y única. Agenda tu cita en nuestro sitio web: https://biuman.team/

Fuentes:

  1. Australian Sports Commission. (2018). Supplements. Benefits and risks of using supplements and sports foods. https://www.ais.gov.au/nutrition/supplements
  2. Kerksick, C. M., Wilborn, C. D., Roberts, M. D., Smith-Ryan, A., Kleiner, S. M., Jäger, R., Collins, R., Cooke, M., Davis, J. N., Galvan, E., Greenwood, M., Lowery, L. M., Wildman, R., Antonio, J., & Kreider, R. B. (2018). ISSN exercise & sports nutrition review update: Research & recommendations. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 15(1), 38. https://doi.org/10.1186/s12970-018-0242-y
  3. Thomas, D. T., Erdman, K. A., & Burke, L. M. (2016). Position of the Academy of Nutrition and Dietetics, Dietitians of Canada, and the American College of Sports Medicine: Nutrition and Athletic Performance. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, 116(3), 501-528. https://doi.org/10.1016/j.jand.2015.12.006
  4. Wells, K. R., Jeacocke, N. A., Appaneal, R., Smith, H. D., Vlahovich, N., Burke, L. M., & Hughes, D. (2020). The Australian Institute of Sport (AIS) and National Eating Disorders Collaboration (NEDC) position statement on disordered eating in high performance sport. British Journal of Sports Medicine, 54(21), 1247-1258. https://doi.org/10.1136/bjsports-2019-101813
Scroll to Top